Radiofrecuencia Médica

La radiofrecuencia  médica aplica radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Aunque es un sistema de uso terapéutico conocido en cirugía desde hace años -electro bisturí, coagulación, diatermia, etc-, recientes investigaciones han conseguido desplazar su uso al campo de la estética al crear una tecnología capaz de entregar la energía de la radiofrecuencia selectivamente en la dermis profunda y en las capas subdérmicas mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.
La radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, produciendo un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo, haciendo llegar la energía a distintas profundidades, y tratando los distintos tipos de celulitis, y también la laxitud facial y de otras áreas.

Entre sus beneficios están disminuir los líquidos y las toxinas, mejorar la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante, formar nuevo colágeno y reforzar aún más su estructura de colágeno.

El efecto inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, con más o menos rapidez según los casos.
Una vez terminada la sesión se aplica gel de aloe vera en las zonas tratadas y el paciente puede incorporarse a su vida cotidiana inmediatamente, evitando el sol y los UVA las siguientes 48 horas. Beber abundante agua tras la sesión, ayudará al resultado final.
El número de sesiones necesarias es variable y va a depender del estado de cada paciente y el nivel de exigencia del mismo. Una vez terminada la sesión se aplica gel de aloe vera en las zonas tratadas y el paciente puede incorporarse a su vida cotidiana inmediatamente, evitando el sol y los UVA las siguientes 48 horas. Se recomienda beber abundante agua tras la sesión, ya que ayudará al resultado final.

El tratamiento no está indicado en mujeres embarazadas y lactantes, en personas que porten prótesis metálicas, marcapasos, desfribriladores o sufran cardiopatías graves, alteraciones de la coagulación, enfermedades del tejido conectivo o neuromusculares o cáncer. Tampoco aquellas personas con implantes de colágeno recientes.

Pide cita ó llama a los 912 29 39 82 – 912 29 68 86.